Buscando A Alaska como Un huracán .

Junio 7, 2014

” Me moría de ganas de acostarse a su lado en el sofá, para envolver mis brazos a su alrededor y dormir. Ni siquiera tener relaciones sexuales. Sólo dormir juntos en el sentido más inocente de la frase. Pero me faltó valor y ella tenía un novio y yo era torpe y ella era preciosa y estaba irremediablemente aburrido y ella era infinitamente fascinante. Así que regresé a mi habitación y me desplomé en la cama de abajo, pensando que si la gente era la lluvia, estaba llovizna y ella era un huracán. “

“No era lo suficiente ser el último hombre que ella haya besado. Quería ser el último que ella amara. Y sabía que no lo era. Lo sabía, y la odiaba por ello.”

 

si las personas fueran lluvia, yo seria llovizna y ella, un huracán
ALASKA YOUNG!!

nada en la vida pasa como uno quiere

Lo que tienes que entender sobre mí es que soy una persona profundamente infeliz.
Fab
 ¿Que tanto dura un instante? ¿Un segundo? ¿Diez? el dolor de esos segundos debió haber sido tremendo, al estrellarte el corazón y al fallarle los pulmones, y ya sin aire y sin sangre que corriera hacia el cerebro quedaba solamente pánico absoluto.  Nada es al instante. El arroz es al instante y  tarda cinco minutos. El budín instantáneo una hora. Dudo que un instante de dolor cegador se sienta particularmente instantáneo. ¿Tendría tiempo de que su vida pasara delante de sus ojos? ¿Habré estado allí?
 john green